sábado, 25 de junio de 2011

Caracas vintage

Ayer salí con Juan y mi amiga Bel a hacer algunas fotos de Chacao, estas son algunas de las que tomé con mi camarita canon A590. Les dí un toque vintage para mostrar que esta ciudad, allá leeejos en lo más recóndito y profundo de su ser, parece tener un lado romántico olvidado por todos nosotros.

Y es que a veces, cuando la inspiración se nos va y sentimos como la ciudad nos abruma con tanto ruido, basura, caos y desorden, vale la pena plantearse un proyecto fotográfico partiendo de una  pregunta hipotética (aunque sé que muchos se la están planteando de manera real): "si tuviera que abandonar mi país/ mi ciudad/mi casa ¿qué extrañaría de ella?"  aquí algunas de mis posibles respuestas:

IMG_1111
las señales de transito que se descascaran y mudan la piel


IMG_1112
el verde de las hojas atravesado por la luz del sol


IMG_1115

encontrarse con la calma de La Estancia en medio de la Francisco de Miranda



IMG_1119
los colores chillones del Metro


IMG_1121

los mosaicos olvidados en las fachadas de los edificios mas viejos


IMG_1125

los semaforos intelegentes y los edificios nuevos que parecen viejos


IMG_1128
la gente solitaria que camina con paso seguro



IMG_1138
las casas viejas de Chacao que dejan asomar de qué cosa están hechas


IMG_1150
la gente conversadora que usa los bancos para sentarse


IMG_1154

los helados Efe


IMG_1157
los graffitis bien hechos y los que posan disimulando



IMG_1158

los trapos de colores colgando en los tendederos


IMG_1170
los edificios modernos y el mural de la Libertador


la gente que trabaja aun cuando debería estar descanzando


IMG_1174

los asquerositos con sus infinitas salsas


IMG_1176
 los cepillados de tamarindo con leche condensada



IMG_1179
los pisos de granito



IMG_1180
las tienditas hermosas escondidas en cualquier calle


IMG_1191
Los Palos Grandes


IMG_1195

el Avila al caer la noche pintandose de azul


Es fácil saber porqué odiamos a nuestra ciudad, por el contrario es más difícil definir porqué la queremos. Y tu ¿qué extrañarías de tu ciudad?
Publicar un comentario