miércoles, 2 de noviembre de 2011

"Tómame una foto donde me vea linda"

Mi amiga y comadre C. estuvo de visita en mi casa, decidimos jugar un rato en nuestro pequeño estudio y hacer una sesión de fotos con diferentes tipos de iluminación, escenarios y vestuarios.

En principio quise darle a las fotos un aire sofisticado, elegante y clásico, quise que su mirada fuera misteriosa y sus poses algo sugerentes (ella también quería yo no la obligué) pero ella que no es más que una rochelera no perdió oportunidad de mostrar su carácter alegre y juguetón. Pocas personas conozco con una risa tan fácil y franca, nos divertimos mucho y el resultado me gustó bastante, sin embargo las fotos que más me agradaron son precisamente las del "behind de scene".



Aquí la vemos en una pose clásica, un fondo oscuro es importante para crear la atmósfera.


Pero en cuanto me descuido desaparece el fondo y aparece un asomao robando cámara







Ella con mirada lánguida, inclinada hacia adelante dejándonos ver su hombro desnudo y sus curvas sinuosas.



Pero así se pone cuando le digo que la foto está lista







Aquí un aura luminosa la rodea, inclinada hacia adelante para escuchar nuestras confidencias, parece una virgen moderna con una corona gigante


Y aquí aparece de nuevo el artífice (o sea Juan) quien carga la linterna y se encarga de que el halo quede bonito. Véase el rancho de estudio que tenemos







Esta es mi foto favorita, su mirada, su pose y la posición de sus manos hacen de esta foto algo misterioso e inquietante, encaja su uña en la cara y parece disfrutar el dolor que le produce, parece una vampiresa.


Pero no hay misterio, ni vampiros, ni inquietud en nada de lo hacemos, somos demasiado astutos tontos como para tomárnoslo en serio :D




La fotografía es mágica y engañosa, creemos que se trata de una representación de la realidad, que no hay manera de tergiversar los hechos, que su resultado es la representación de una fracción de segundo detenida en el tiempo, su carácter preciso nos hace pensar que nada se escapa a su lente, pero la realidad es que desde el momento que decidimos encuadrar y disparar "clic" ya hemos decidido la historia que queremos contar y es ahí, precisamente, donde reside su encanto.

2 comentarios:

Chela dijo...

Gracias por esa mega sesión de fotos... sé que fueron un montononón!!! Sé que tienes otras muy buenas, seguro me las mostraras racionadamente. En lo particular, Yo que pensaba... hizo de mi cierre del día un motivo de sonrisas, recuerdo de momentos felices. Me alegraron!!! Y me he reido a carcajadas nada mas de revivir con las fotos y tu descripciones esa tarde.Gracias de nuevo.

Milena dijo...

Maru
Decir excelente trabajo es simplemente redundar!!!. Tu lente es completamente mágico y hace que emerja lo bello y maravilloso de todo lo que se pose frente a él.